Entre el alivio y las pérdidas irreversibles: Relevan el impacto de las recientes lluvias sobre el trigo

Se espera que el cereal responda con mejoras en el estado general. Los trigos implantados al norte del país permanecen comprometidos por estrés hídrico.

(Por Agrofy News) La condición hídrica del trigo en las zonas del centro y sur del área agrícola comienza a mejorar tras el aporte de las lluvias registradas en la última semana.

“Si bien es pronto para evaluar el grado de recuperación, se espera que el cultivo presente una mejora durante los días venideros. En los cuadros más adelantados ya se esperan mermas de rendimiento, pero luego de esta lluvia se podrán realizar estimaciones más precisas”, destacó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

A pesar de que en muchos sectores el cereal transita estadíos de macollaje e inicios de encañazón, se espera que el trigo responda con mejoras en el estado general. No obstante, considerando las limitaciones de crecimiento que ha sufrido en lo que va del ciclo, la entidad porteña prevé mermas irreversibles sobre el potencial de rinde a cosecha.

En cuanto al alcance de las lluvias por zona, desde la Bolsa de Cereales destacan que los acumulados registrados en la semana mejoran el estado hídrico de los cuadros del centro y sur del área agrícola. En paralelo, los del NOA y NEA permanecen comprometidos por ausencia de precipitaciones.

En cuanto a los trigos implantados al norte del país, permanecen comprometidos por estrés hídrico debido a que recibieron escasas o nulas precipitaciones durante los últimos días.

En la región norte, el 59,2 % del cereal transita desde encañazón en adelante y, por lo tanto, la capacidad de recuperación es reducida. En las regiones NOA y NEA, el déficit hídrico comprometió el crecimiento y desarrollo del cultivo, afectando el número de macollos por planta y generado espigas más cortas.

En estas zonas, donde el 71 % y el 46 % del área implantada respectivamente ya han superado el estadío de macollaje, casi no se han registrado lluvias en esta semana y a medida que pasan los días disminuye la capacidad de recuperación del cultivo.

En contraparte, las lluvias registradas en la franja central del área agrícola frenan el deterioro de los cuadros implantados en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y el norte de Buenos Aires: “Estas recargas de humedad llegan al inicio de las etapas críticas del cereal y en las próximas semanas se podrá evaluar más precisamente el nivel de recuperación en la condición del cultivo”.

Al sur del área agrícola nacional, donde el cereal prácticamente no presentaba signos de estrés hídrico, con estos registros recibe un nuevo impulso de crecimiento y de recuperación del golpe de las heladas.

Condición del trigo

El informe de Estado y Condición destaca que las precipitaciones registradas en el centro del área agrícola alivian la situación para el cultivo de trigo: “La zona núcleo cuenta con una condición hídrica del 58,5 % entre regular a mala, mientras que en el Centro Norte de Santa Fe la misma es del 73 %.

Respecto a la fenología, el 22,6 % de los trigos implantados transitan el estadio de encañazón, exceptuando el sur de Buenos Aires, que aún permanece en macollaje.

Región sur

La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca agregó que las precipitaciones acompañan el desarrollo de los cereales invernales en gran parte de la región, y comienzan a manifestarse las enfermedades foliares.

En la zona de influiencia, a condición de los lotes es Muy Buena a Buena debido a las precipitaciones ocurridas durante el otoñoinvierno en el sur y centro de las provincias de Buenos Aires y La Pampa. Por otro lado, el noroeste de la región de estudio presenta déficit hídrico desde el inicio de la campaña, afectando el desarrollo de macollos y los potenciales rendimientos.

Los productores de la región, al inicio del macollaje de los cereales, realizaron fertilizaciones nitrogenadas en gran parte del área para promover el desarrollo de la gramínea en condiciones ambientales óptimas.

Un factor clave a seguir es la presencia de plagas y enfermedades foliares en trigo y cebada. Se detectaron casos puntuales de roya amarilla y distintas manchas foliares en las zonas centro y sur.

Por otro lado, en el sudoeste bonaerense surgieron focos puntuales de Rhizoctonia. Se recomienda realizar los monitoreos correspondientes con su asesor para efectuar los controles adecuados.

close

¡Suscribite para recibir todas las novedades!

Be the first to comment on "Entre el alivio y las pérdidas irreversibles: Relevan el impacto de las recientes lluvias sobre el trigo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial