Lo estudian la CAME Y LA UIA: ¿Cómo es el proyecto para digitalizar el peso argentino?

En un ámbito productivo presentaron un bosquejo para implementar el PAD (Peso Argentino Digital) que tendría beneficios para los sectores público y privado.

En medio del furor por las criptomonedas y tras las sugerencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las características del empleo de las CBDC (Central Bank Digital Currency), desde un sector productivo presentaron la propuesta para crear el Peso Argentino Digital (PAD).

Según confiaron desde la Fundación Inclusión Productiva, ONG titularizada por Carlos María de los Santos, exvicepresidente del Banco del Chaco, la implementación de una moneda virtual emitida desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) traería grandes beneficios al país.

Ante la crisis por la situación en el sector externo, sumado a la problemática local de la inflación, las metas planteadas por el FMI para devolver los casi 45 mil millones de dólares que contrajo la gestión del expresidente Mauricio Macri obligan a pensar cómo llegar a uno de los objetivos cruciales dentro del entendimiento: el déficit cero.

Del otro lado, el cumplimiento del acuerdo multilateral no puede relegar la coyuntura socioeconómica de Argentina, para lo cual desde el Gobierno de Alberto Fernández ya se comprometieron a “pagar mientras crecemos económicamente” y “sin ajuste, ni reformas”.

¿Qué beneficios tiene el PAD?

De acuerdo al relevamiento de la organización mencionada, la propuesta del peso digital “convierte en saldos de cuentas bancarias, los billetes y monedas que se encuentran desperdigados e inutilizados en los bolsillos de los argentinos, los que podrán disponerse por los medios electrónicos que tienen estas instituciones (tarjetas, web, otros)”.

“Esta conversión genera importantes beneficios fiscales y financieros, que permitirán lograr crecimiento sostenible y desarrollo inclusivo”, aseguran.

En esa línea, “al quedar todos los cobros y pagos grabados en las cuentas bancarias, nadie puede ocultar las operaciones que realiza”, por lo que se combatirán “las ventas sin pago de impuestos” y “el empleo “marginal” sin pago de leyes laborales”.

De modo que eso permite “aumentar la recaudación sin nuevos tributos y obtener superávit fiscal” y “reducir los impuestos actuales”.

En términos fiscales, “tener todo el dinero circulante en cuentas bancarias, permite duplicar la capacidad crediticia y lograr que las entidades financieras remuneren los depósitos a plazo fijo con una tasa de interés equivalente a la inflación más un porcentaje y presten a tasas de interés menores a la inflación”.

¿Es posible?

Conforme esta campaña, desde donde presentaron la propuesta a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión Industrial Argentina (UIA), con el peso digital se le permitiría al Estado recaudar entre USD 50.000 y USD 80 millones por año.

¿Cómo? “Esto (el PAD) implica que todo el efectivo que se encuentra inutilizado y desperdigado en los bolsillos de los argentinos van a los Bancos, lo que permite tener una capacidad crediticia no menor al 50% del PBI (hoy del 20%), que presten a tasas menores a la inflación, remuneren a los plazos fijos con una tasa mayor a la misma y tengan rentabilidad”, explicaron.

“Dado que todas las transacciones de cobros-pagos queden registradas en los Bancos y que la AFIP pueda recurrir a esos archivos, se podrán grabar con los correspondientes impuestos todas las operaciones, lo que permite terminar con la evasión fiscal y recaudar más del doble de lo que hoy ingresa”, sumaron.

Be the first to comment on "Lo estudian la CAME Y LA UIA: ¿Cómo es el proyecto para digitalizar el peso argentino?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial