Bichos agradecidos: Por el Coronavirus no se habilitara la casa menor

Este año no se habilitará la temporada de caza menor en la provincia de Buenos Aires. Los motivos: la falta de datos del censo de especies y la posibilidad de contagio de Coronavirus a las poblaciones rurales.

La directora de Fauna de la provincia de Buenos aires confirmó la suspensión de la temporada de caza menor 2020.

La naturaleza condiciona, el universo acomoda y el hombre se adapta: tres frases de cabecera para esta postergada temporada de caza menor que terminó antes de comenzar. Así lo confirmó telefónicamente a este cronista, hace instantes, Mónica Rodríguez, directora de Fauna de la Provincia de Buenos Aires: “La temporada de caza menor 2020 no se abrirá en Buenos Aires. Esa fue la determinación que tomamos junto a Javier Rodríguez, ministro de Desarrollo Agrario del gobierno de Axel Kicillof, y a las autoridades y biólogos del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (O.P.D.S.), quien se encarga anualmente de efectuar los censos poblacionales de las diferentes especies con la finalidad de determinar cupos y zonas”.

La decisión se basó en un criterio de responsabilidad institucional, porque todos los años, desde mediados de febrero hasta fines de marzo, el O.P.D.S. efectúa estudios de campo bajo estrictas normas y protocolos, que son los que permiten analizar la evolución de especies exóticas como autóctonas, y establecer la densidad poblacional de perdices, patos, liebres y vizcachas, entre otras especies. Sobre la base de esos resultados se habilitan o vedan zonas, que luego la directora de Fauna vuelca en un decreto de habilitación de temporada que firma junto al ministro del área.

Toda esta operatoria que parece sencilla lleva más de dos meses de trabajo. Y es la necesaria para que el cazador disponga del reglamento oficial, una hoja de ruta que le indicará donde es legal cazar determinada especie y en qué cantidad. Hasta el año pasado las temporadas en la provincia de Buenos Aires abrían el 1 de mayo y finalizaban el 31 de julio; 2020 será la excepción.

Los motivos principales son dos –uno oficial y otro opinión personal–, pero ambos tienen mucho tino. Dadas las condiciones de cuarentena obligatoria y de riesgo sanitario de contagio por Coronavirus los censos poblacionales de especies no pudieron terminarse, por lo que fue imposible determinar cupos y zonas. Ese es el argumento oficial. El segundo –el personal– es que la medida ayuda a prevenir posibles contagios. Si bien todavía no está claro cómo será la salida de la cuarentena, en caso de que se levante las poblaciones rurales pequeñas que casi viven aisladas se van a ver invadidas por decenas de cazadores que podrían transmitirles el Covid-19. Y el Gobierno –estimo– que no quiere que ello suceda.

Desde Fauna también anticiparon que el importe de los paquetes de caza menor vendidos con anterioridad a extranjeros deberá ser devuelto. Y acá surge otro tema no menor: la preocupación de los campesinos por las plagas que “consumen” esos extranjeros, como paloma, cotorra, loros barranqueros y biguás, que en muchas zonas se están yendo de control. En el caso puntual del biguá, su defecación en los montes está causando estragos. Y se prevé que con los zorros también habrá problemas, porque desde el Ministerio vienen notando un aumento desmedido de su población que, sin depredadores naturales ni cazadores, va a hacer estragos en los campos y sembrados. Algo similar ocurre con chimangos y aguiluchos, que se trasladaron más cerca de los centros urbanos, donde pueden obtener alimentos con mayor facilidad en los basurales a cielo abierto, dejando su función de control de especies (palomas y cotorras) que ejercen en los campos.

Finalmente, desde Fauna están pensando en la posibilidad de abrir para la próxima temporada la caza comercial del zorro, mientras que la caza comercial de liebre en 2020 se mantendrá cerrada, pues los mismos frigoríficos le anunciaron al ministerio la imposibilidad de exportar este producto. Lo único que nos resta pensar para sobrellevar esta temporada en cuarentena es que en 2021 contaremos con mayor población y tamaño de especies. Sé que no es mucho, pero es el único consuelo.

Fuente: weekend.perfil.com

close

¡Suscribite para recibir todas las novedades!

Be the first to comment on "Bichos agradecidos: Por el Coronavirus no se habilitara la casa menor"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial