¿Quedó chica la alfombra?: Torchio volvió a cargar sobre la gente y les dijo “si no les gusta que se vayan”

En pocos días Casares tuvo más de 300 casos positivos. El Intendente al igual que el año pasado habla y reta a los ciudadanos (mas allá que en parte tiene razón), pero se quita toda responsabilidad, dijo que sabe quiénes andan en la calle a pesar de estar aislados o infectados, pero ¿Qué hizo con esas personas? Hablo de la importancia de vacunarse, y en las redes hay cataratas de denuncias sobre funcionarios jóvenes vacunados y que los infectados son el doble de los informados por él.  La comunicación oficial diaria sobre la situación en Casares es muy pobre y confusa, que alimenta los comentarios de la “calle” que generan confusión, incredibilidad y pánico.

Responsabilidad/irresponsabilidad

En la mañana de hoy jueves el Intendente Torchio volvió a hablar, hacer su alocución habitual, sin la presencia de periodistas para que puedan preguntar ante alguna duda o inquietud que surja a raíz de su exposición, y por momentos sus palabras nos retrotraen al 2020, donde se lo nota molesto, enojado con la gente o parte de ella (en parte tiene razón), los reta, perdón, nos reta, nos hace los únicos responsables de lo que ocurre, queriendo desligar su responsabilidad como funcionario.

En su discurso, más allá de informar la cantidad de casos que hay, también tuvo algunas expresiones que dan para algunas preguntas.

En una parte del mensaje señaló que “Yo sé quiénes son los que dieron positivo o están aislados y después los vemos en la calle en vez de quedarse guardados…”, resaltando que son irresponsables, y es verdad, pero si él sabe quiénes son los que incumplen el aislamiento con lo que ello implica, la pregunta es ¿Qué medidas disciplinarias dispuso contra esa o esas personas?, ya que él como funcionario y que  cuenta con las ordenanzas que lo avalan,  e incluso podría denunciarlos judicialmente. Si no hizo nada ¿No es también responsable o cómplice?

En otro tramo expreso que “no me importa que me amen o que me odien, les debo decir lo que pasa y si no se puede transitar después de las 20 Hs. no se puede, si no se puede estar en las plazas no se puede…” remarcando que se debe respetar (es verdad)  lo dispuesto y quienes no estén de acuerdo con lo que sucede en Casares, les dijo que “se vayan a otro lado”. El año pasado también tuvo una frase desafortunada muy similar

Débil comunicación

La base de toda comunicación es que el mensaje sea claro, concreto, preciso, no dejar dudas o que se preste a confusión/es, y si hay algo que tiene, a nuestro modesto entenderé (no es responsabilidad de quienes escriben el informe que solo reciben órdenes) es la debilidad de comunicar del Ejecutivo.

Así informa Olavarría

El Intendente cada vez que habla, dedica un par de minutos a indicar la cantidad de casos que hay en el distrito (los totales) y después aconseja, reta, comenta, pero no brinda datos concretos, para colmo, insistimos no brinda conferencia de prensa.

A que nos referimos con datos concretos, a que no informa cuantos casos diarios se registran, cuantas altas, cual es la situación en las localidades del interior, cual es la capacidad de camas en el sector Covid y UTI, como así también su ocupación, la cantidad de familias o personas aisladas, entre otras cosas. ¿Y por qué solicitamos estos datos?, muy simple, para evitar que se generen comentarios mal o bien intencionados sobre la situación de Casares (lo padeció estos días), para poder recobrar la credibilidad de la gente, porque hoy en día no confía en los datos oficiales y más de uno cree que se esconden cosas debajo de la alfombra, que al perecer le estaría quedando chica.

Así lo hace Treque Lauquen

Denuncias en las redes sociales

Torchio hizo referencia a la importancia de la vacunación, cosa que la experiencia hasta ahora viene demostrando que es positivo e insta aquellas personas que aún no se hayan inscripto lo hagan, lo que compartimos y coincidimos, pero el fantasma de los vacunados VIP sobrevuelan las redes sociales.

No es nuevo el rumor callejero de que en Casares se habrían vacunado funcionarios o familiares que no tendrían la edad para hacerlo y se escucharon también los justificativos de que como se debían vacunar 5 personas y por ahí solo había tres o cuatro anotadas para no desperdiciar las dosis las aplicaban a otros voluntarios, pero en las últimas horas las redes sociales se inundaron de denuncian donde indican que los domingos es la jornada de los VIP y en otros casos, las denuncias, señalan que son los propios vacunados de privilegios que les han dicho que se vacunaron a pesar de ser muy jóvenes y no integrar el sector de riesgo. Otras personas han falseado sus datos al momento de inscribirse remarcando que tienen algún problema de salud.

Para colmo de males, también aparecieron mensajes de WhatsApp (Circulo Medico) donde revelan que en el distrito no serían 300 los casos positivos sino 600.

Cuando todos estos rumores, denuncias, toman estado público se transforman en una gran bola de nieve que está lejos de poder pararse.

Sera momento de que cada sector haga lo que corresponde, porque de esta situación nadie se salva solo.

close

¡Suscribite para recibir todas las novedades!

Be the first to comment on "¿Quedó chica la alfombra?: Torchio volvió a cargar sobre la gente y les dijo “si no les gusta que se vayan”"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial