Restringen aún más las opciones de ahorro

(Por Alejo Perello) En busca de reducir la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo, la gestión de Alberto Fernández ha endurecido nuevamente el cepo cambiario para la adquisición de la divisa y poder dar un respiro a las reservas líquidas que, intentando subsanar la demanda del billete americano las han reducido en USD 6.000 millones.

Bajo presión y sin poder encaminar la economía hacia una normalización, manteniendo alta inflación, una moneda debilitada y tres años consecutivos de contracción se optó nuevamente por reprimir financieramente a los sectores impulsores del mercado y endurecer las restricciones para los trabajadores y/o pequeños ahorristas, situación que se generó en medio de la definición del presupuesto 2021 en el cuál, desde el sector oficialista se barajaba un pronóstico favorable para el país a nivel economía pero que desde la oposición apuntan a una subestimación del estado en el que se encuentran las cuentas nacionales.

Dichas medidas son muy similares e incluso más restrictivas en algunos casos a las adoptadas durante el segundo mandato de Cristina Kirchner con el actual gobernador bonaerense Axel Kicillof, en ese entonces a la cabeza del Ministerio de Economía.

La desconfianza en el peso argentino debido a las fallidas medidas económicas que se han tomado, la falta de opciones de ahorro, la toma de decisiones contrarias a las necesidades empresariales, el capital de trabajo destruido y una economía con falta de actividad que cae en picada generaron que más de 4 millones de personas tengan la necesidad de volcar sus ahorros en dólares, es decir, el 10% de los ciudadanos han optado por resguardar sus ganancias en moneda extranjera mientras otros tantos ni siquiera han podido hacerlo debido a la brusca caída de sus ingresos.

De aquí en adelante quiénes quieran comprar dólares para atesoramiento deberán pagar un nuevo impuesto del 35% como percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales además del 30% por el Impuesto PAIS, también impulsado por la gestión de Alberto Fernández, y se continuará con el límite de compra de no más de USD 200 por mes. Estas medidas también afectan a los consumos en moneda extranjera hechos con tarjeta de crédito o de débito y se descontarán del cupo de los USD 200 mensuales, esto es, si una persona tiene gastos mensuales por USD 15, su opción de compra se vería reducida a USD 185 por mes. De realizar un gasto superior a los USD 200 en un mismo mes, limitaría aún más su cupo para la próxima habilitación.

Be the first to comment on "Restringen aún más las opciones de ahorro"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial